La sobreprotección

Cuidado aquí”, “te vas a caer”, “solo no podés”, “te vas a resfriar”, "cuidado cuidado cuidado”….



En el 2010, en una investigación en Japón, se demostró por primera vez los efectos que tiene la sobreprotección en el cerebro de los niños.


Pero antes de comentar los resultados, me parece importante hacer una lineas para definir sobreprotección.


No dejar que haga determinadas tareas o actividades porque sentimos que a nosotros nos saldrá mejor.

Asegurarse que su hijo no sufran por ningún motivo, una herida física o emocional.

Intentar hacerle la vida más fácil, anticipándose a cualquier necesidad o demanda que tenga el niño.

Dificultad para ponerse firme en un límite para evitar situaciones de estrés, llanto o de enfrentamiento.


Y qué dice la CIENCIA:


Lo que el estudio reveló por primera vez que los niños que en su infancia habían recibido una crianza sobreprotectora tenían MENOS MATERIA GRIS en la región PREFRONTAL DORSO LATERAL.

Esta área del cerebro es la responsable de la planificación motora, la organización y la regulación de las emociones. Y es parte de la gran corteza prefrontal, la “casa de las funciones ejecutivas” que son las responsables de la solución de problemas y la capacidad de adaptarse y afrontar situaciones difíciles en la vida.


Este descubrimiento revelador, nos explica cómo la sobreprotección repercute negativamente en el desarrollo de esta región y por ende estamos afectando y entorpeciendo el desarrollo del máximo potencial cerebral.
60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Otra vez?