Ponerle guantes a un recién nacido

Ponerle guantes al recién nacido es una costumbre para evitar que los niños se rasguñen o pasen frío.


Una costumbre que hoy la ciencia nos hará cuestionarla.


El tacto es el sentido que más desarrollado tienen los bebés desde las primeras semanas de gestación y a través del cual van a ir conociendo el mundo que les rodea. Los bebés necesitan recoger datos a través del tocar, sentir, succionar sus manos y experimentar con ellas.


Es normal que los bebés tengan las manos y pies fríos y azuladas. Esto se debe a que su sistema circulatorio todavía es bastante inmaduro y, aunque tenga mucho calor, seguramente las manos las sigan teniendo a baja temperatura.



El tacto es clave para fomentar el vínculo entre cuidador y bebé. Es importante dejar a los bebés tomar contacto con el entorno al que acaban de llegar y, si les ponemos guantes los estaremos privando de todo esto.


Tips Importantes:

  1. Para que no se rasguñe la carita, el hábito de limar y/o cortar las uñas semanalmente es la clave.

  2. Para comprobar si tiene frío o calor, es mejor tocarle la parte posterior del cuello.



107 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Otra vez?