Sin nalgada no hay limite

¿Esta seguro?


Los límites son FUNDAMENTALES para el desarrollo del cerebro. Y son tan importantes que hasta existe una REGIÓN DEL CEREBRO dedicada EXCLUSIVAMENTE a FIJAR los límites y AYUDAR a los niños a TOLERAR LA FRUSTRACIÓN. Esta región es el PREFRONTAL.


La corteza PREFRONTAL es la que se encarga del AUTOCONTROL (quiero pegar, pero no lo hago), de INTERIORIZAR los VALORES y NORMAS (si puedo estar enojado pero no debo pegar por ello), RESOLVER PROBLEMAS (de una forma correcta y hasta creativa) entre muchísimas más como la planificación, la organización y el auto monitoreo.


Poner LIMITES desde temprana edad POTENCIA el DESARROLLO SANO de esta zona, que se traduce en niños/adultos que respetan los límites y las normas sociales, con capacidades para resolver los conflictos de manera sana.

Poner LÍMITES a las conductas poco adecuados (pegar, escupir, insultar etc) es sumamente importante porque estamos EVITANDO que se establezcan CONEXIONES NEURONALES que no le van a ofrecer un desarrollo emocional, social e intelectual óptimo.

Pero debemos comprender que esta zona termina de desarrollarse DESPUÉS de la ADOLESCENCIA, por lo que esperar momentos en donde los niños y adolescentes“tenten los límites” es NORMAL y es una llamado de AYUDA para que les demos la guía.


Entonces ¿Sin nalgada no hay límite?.


GRAN ERROR!!!!! Hay muchísimas formas de poner límites, lo que debemos recordar es que el amor, la empatía, la firmeza y constancia son la clave.


Una vez que de manera FIRME (en mi voz y en mi cuerpo) Y CONSTANTE (todos los días y siempre que pase) ponemos el límite comenzamos a potenciar REDES NEURONALES que can desde la AMÍGDALA (centro de emociones) hasta el PREFRONTAL que le van a permitir desarrollar un CEREBRO SANO Y EN SU MÁXIMO POTENCIAL.

289 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Otra vez?